05 El Slavia frena al Barça en el Camp Nou

La maldición ha llegado también al Camp Nou. Esta vez no bastaron la inspiración y la pegada. El Barça chocó con el obstáculo del Slavia de Praga en casa y no pudo cumplir con su objetivo de dejar casi sentenciada la clasificación para octavos de final de la Champions. El conjunto barcelonista estuvo poco lúcido ante un rival que no le dejó espacios para controlar el juego, que se buscó la vida en ataque aunque sin acierto y que, cuando concedió ocasiones, contó con el seguro de un titán bajo los palos, fiel a la tradición de los rivales del Barça de convertir a sus porteros en internacionales. Kolar, así se llama el muchacho, sacó hasta cinco goles prácticamente cantados.

Entre él y dos tantos anulados por el VAR, muy justito el de Arturo Vidal para el Barça, el marcador se quedó en 0-0, un 0-0 que el Slavia celebró como si fuera la Champions, aunque puede no servirle para prácticamente nada.

Al conjunto de Valverde le faltaron ideas en muchas fases del encuentro, pero no hubo la desidia de otros días. El Slavia sí puso en evidencia que algunos jugadores están muy lejos de un estado de forma óptimo. El Barça picó piedra, buscó el gol y se acercó mucho, pese a no estar en un momento dulce de juego. No logró transformar las oportunidades cuando las tuvo y tuvo que emplearse a fondo para mantener a raya los ataques en los minutos finales del Slavia, que de todos modos no creó muchas ocasiones de gol. Las más claras, en el primer tiempo.