Fecha: 18/03/2019 Fuente: EDH
RESUMEN DEL PARTIDO









Alianza alarga su liderato y la lucha por el descenso entre Sonsonate y Firpo


Sigue invicto como local. Y de paso, no suelta el liderato. Alianza derrotó anoche a un Sonsonate (3-0) que, obligado a sumar por su situación de emergencia por la permanencia, mostró e hizo poco y solo ayudó a los albos a resguardar su lugar de privilegio (29 puntos). Como local, los capitalinos llegan a seis partidos sin perder; y los cocoteros sumaron una cruz más de tensión al descenso (23 igual a Firpo).

La paciencia de saber esperar que iba a tener Alianza. El cuadro paquidermo sostuvo su juego y lo comenzó a lateralizar. El empuje y las salidas de Óscar Cerén y Juan Carlos Portillo fueron haciendo daño, con pases precisos y encarando marcas.

Y pronto, tras un error del portero Luis Chamagua, que salió al achique y dejó la puerta vacía, Cerén metió un pase a sector contrario y apareció “Cabrita” Portillo para marcar de primera el 1-0.

Alianza jugaba tranquilo ante la urgencia y ansiedad de Sonsonate. Tocaba, mantenía el ritmo, dominaba la media, y marcaba los tiempos, ante un rival sin salida. Solo Abdiel Macea, al 29′, tuvo una individual que generó expectativa cocotera, sin peligro.

Sonsonate se acercó al empate recién iniciado el complemento, cuando Roberto González metió un frentazo que exigió la tapada certera de Arroyo. Era la repetición de como se inició el partido, porque a la contra la respuesta de Alianza fue definitiva.

Al 48′, “Cabrita” Portillo metió un centro, con una pelota que se iba cerca de la base del poste y al que llegó Irvin Herrera y, sin ángulo, casi sobre la línea lo definió el 19 albo (2-0).

El entusiasmo y estar jugando con paciencia, ante un rival que lo estaba exigiendo en minoría, permitió a Alianza divertirse. Y Herrera contó con una nueva llegada de peligro, pero no pudo conectar bien a puerta y lo lamentó su gente.

Poco a poco, desapareció Sonsonate. Los movimientos para abrir su juego poco dieron resultado. Alianza siguió inamovible, con su filosofía, atacando, buscando ampliar la cuenta. Lo logró, poniendo la cereza al pastel, con un contragolpe de Cerén, que sirvió a Marvin Monterroza, y éste le devolvió el balón para que el nueve albo solo empujara el tercero. Terminó disfrutándolo Alianza y amargó más a Sonsonate.